¿Aumentás de peso sin motivo aparente?

Si te cuesta quemar calorías, te sentís cansada, se te cae el cabello o padecés de insomnio, es hora de evaluar el funcionamiento de tu glándula tiroides.