Miel: Sustancia longeva y de múltiples propiedades curativas

De sabor agradable, dulce y muy buena para sanar resfríos, asma, dolores de garganta, gripes y aumentar las defensas del organismo, entre otros beneficios.