¿Sabías que podés mantener tus labios jóvenes por siempre?

Zonas extremadamente susceptibles a la deshidratación y aparición de pequeñas grietas que requieren de extra humectación. La clave es aplicar vitaminas.